La noticia de la llegada de un bebé puede caerte de sorpresa, pero lo que no debería causarte asombro y deberás enfrentar con responsabilidad son todos los gastos que se generarán a partir del embarazo y el parto. El costo dependerá de los gustos y lujos que cada mamá pueda pagar . Durante el embarazo el cuerpo de las mujeres comienza a sufrir cambios, al mismo tiempo, la familia empezará a hacer adaptaciones a la casa para la bienvenida del nuevo integrante y la repartición de los ingresos también se modificará por completo.

“En esta etapa, lo más importante es el bienestar del bebé y el de la mamá. El escenario ideal es que la mamá cuente con un seguro de gastos médicos con una antigüedad de al menos 10 meses antes de embarazarse”, dijo la vocera de Consumo Inteligente de MasterCard, Sofía Macías.
Contar con un seguro de gastos médicos le permitirá cubrir los gastos del parto, sus complicaciones y los honorarios del médico. “Sin embargo, un seguro solo cubrirá una parte del monto de estos gastos, el resto lo tendrá que poner de su bolsillo”, comentó Macías. Por ello la prevención a través del ahorro será fundamental.

Los gastos comienzan desde el embarazo, lógicamente

En los primeros tres meses del embarazo la mamá deberá someterse a diferentes exámenes y pruebas prenatales para conocer sus condiciones de su salud y si hay algún riesgo para el bebé. Un paquete de estudios para descartar VIH, herpes, infecciones en las vías urinarias y otras enfermedades que puedan causar ceguera o retraso mental, pueden oscilar en 3,500 pesos en total, según la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar (Mexfam).

Las consultas con el ginecólogo dependerán de cada médico y del hospital al que pertenece. El costo de cada una puede ir desde los 300 pesos hasta los 1,200 pesos. Estas visitas tendrán que ser una vez al mes durante todo el embarazo.

El ultrasonido obstétrico que dará certeza del embarazo tiene un costo de 400 a 650 pesos, pero podrá aumentar si la mamá quiere recibir un video en tercera dimensión de su bebé. Un gasto que acompañará cada visita al médico.

“La actividad de las mujeres, afortunadamente, en el campo laboral es amplia, pero esto les resta la posibilidad de embarazarse antes de los 30 o 35 años. Como consecuencia los cuidado y pruebas para verificar que el bebé se desarrolle bien aumentan”, dijo el médico cirujano Daniel Alcaraz Aguilar.

Después de los 35 años la futura madre deberá someterse a dos pruebas genéticas, una en el primer trimestre del embarazo con un costo aproximado de 3,200 pesos y la otra durante la semana 15 que tendrá un costo de 1,700 pesos para descartar que el bebé tenga síndrome de Down.

El sobrepeso, la diabetes y los problemas de la presión arterial pueden ser factores que aumenten la cuenta porque “si el médico lo considera pertinente deberá hacer chequeos constantes”, agregó el médico Alcaráz Aguilar. Es necesario que durante el embarazo la futura mamá tenga una dieta sana acompañada con vitaminas y ácido fólico esenciales para el desarrollo del bebé, este gasto puede llegar hasta los 1,500 pesos durante los nueve meses, estimó Mexfam.

Los gastos más fuertes: El parto

Según un estudio de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), hasta 2010 los costos del hospital y del tipo de procedimiento para dar a luz podrían ir desde 2,400 hasta 43,000 pesos, sin contar los honorarios del doctor.

Los costos cuatro años después son similares. En las clínicas de Mexfam un parto normal cuesta 15,000 pesos con un día de hospitalización y si se trata de cesárea el costo puede aumentar en 5,000 pesos.

Según la Profeco, el Hospital Ángeles de Pedregal cobra 43,000 pesos en su paquete de cesárea con tres noches de hospitalización. Si la futura madre decide tener a su bebé en casa, el taller de preparación emocional y psicológica de 12 sesiones en las cuales recibirá asesoría en temas de parto, post parto, crianza y lactancia tendrá un costo de 3,500 pesos en promedio.

Dar a luz en tu casa requiere de contar con una partera que cobra entre 10,000 y 15,000 pesos y una dula, que acompaña psicológicamente a la madre, cobra 4,500 pesos más los gastos para acondicionar el espacio, unos 1,000 pesos en promedio, detalló la directora del Centro Nantli, Iliana García, que prepara a los padres para ese tipo de partos.

Pero los gastos no terminan ahí. Los especialistas comentan que siempre hay que tener un ahorro sobrante ya que hay que considerar las primeras vacunas, los pañales, el alimento y los accesorios que utilizará el bebé.

“Aprovecha lo que te regalaron en el baby shower, haz intercambios de ropa, juguetes y accesorios con tus amigos y familiares y amamanta a tu bebé, con esto puedes ahorrarte hasta 25,000 pesos en fórmula al año”, recomendó Ileana.

Los costos aquí presentados son estimaciones hechas con base en los especialistas entrevistados pero pueden variar dependiendo de los honorarios médicos y la zona en donde se encuentre la clínica o el hospital que visite la futura mamá. Con información de CNN.

Fuente Noticias Terra/ Febrero 2016

Comentario

comentarios

Related Articles