El conocimiento y ejercicio de los derechos sexuales y derechos reproductivos facilita el ejercicio de la autonomía sobre el propio cuerpo, autocuidado y libertades sobre la capacidad de disfrutar la vida sexual y reproductiva. Ser consientes de ellos, nos permite generar mejores condiciones ara construir relaciones con las demás personas.

DERECHOS SEXUALES

Es “el conjunto de potestades jurídicas de carácter fundamental de toda persona de ejercer su sexualidad en las mejores condiciones posibles, dentro de los límites impuestos por el respeto de la libertad sexual de las restantes personas, sin que tal ejercicio esté sujeto a restricción alguna, por cuanto hace a la preferencia sexual, o a la imposición de un fin diverso de la sexualidad”. (Morales 2008)

Derecho a…

A la igualdad y la no discriminación por todos los aspectos que caben en lo descrito como sexualidad.
A la vida, libertad, seguridad de la persona e integridad corporal (libre de violencia sexual).
A la privacidad de tu vida sexual.
A la autonomía personal y al reconocimiento ante la ley.
A la libertad de pensamiento, opinión y expresión sexual y al beneficio del proceso científico.
A la salud sexual y al beneficio del proceso científico.
A la educación integral en sexualidad.
A elegir con quién vincularse o unirse .

DERECHOS REPRODUCTIVOS

Es el “conjunto de potestades jurídicas de carácter fundamental de toda persona, que le permiten auto determinarse por cuanto hace a la decisión sobre si tiene o no hijos, el número y espaciamiento de éstos, en las mejores condiciones posibles ( no sólo desde un punto de vista de salud), así como de tener acceso alas tecnologías que permiten la reproducción asistida”. (Morales 2008)

Derecho a…

A decidir tener hijas/hijos o no.
A decidir libremente el número de nacimientos y el espaciamiento entre los mismos.
A acceder a servicios de la salud reproductiva de calidad, en todas las etapas de la vida.
A obtener información y los medios para regular y controlar la fertilidad, incluyendo la anticoncepción de emergencia.
A obtener un aborto seguro en los casos admitidos por la ley.
A acceder a tratamientos y métodos para atender problemas de infertilidad y esterilidad.
A obtener atención sanitaria de calidad durante el embarazo, el parto y el puerperio.