Este informe explica por qué es importante luchar porque los papás se involucren todavía más en el cuidado de los hijos.

15/06/2017 9:31 AM CDT | Actualizado 15/06/2017 11:47 AM CDT

Cada vez son más las familias en las que el hombre ha dejado de seguir el estereotipo social que implica ser padre —es decir, limitarse a ser proveedor— para participar del cuidado de los hijos. Atenderlos. Escucharles. Cocinarles. Acompañarlos. Interactuar activamente en su día a día.

Son muchos los beneficios de que los padres se involucren en el desarrollo de los hijos, y distribuyan las tareas equitativamente con las madres.

– Ayuda a que los hijos e hijas a crezcan sanos.
– Permite que las mujeres y las niñas de hoy y de generaciones futuras alcancen su máximo potencial.
– Hace a los hombres más felices y sanos.
– Incide en la participación respetuosa en las decisiones sexuales y reproductivas de las mujeres, así como en asumir responsablemente las consecuencias de dichas decisiones.
– Favorece la crianza respetuosa.

Así lo explica el informe Estado de la paternidad en América Latina y el Caribe elaborado por Promundo, IPPF/RHO, CulturaSalud/EME y MenEngage América Latina, que Mexfam dio a conocer esta mañana.

El informe responde a una necesidad de evidenciar lo beneficioso que es para los padres, las madres y los niños la participación activa de los papás en la crianza y las tareas de cuidado de sus hijos. Sin mencionar lo importante que resulta para la efectiva aplicación de los derechos y para promover la justicia social, así lo mencionó Florencia Barindelli, de IPPF/RHO.

Lo anterior cobijado en defensa de la igualdad de género. Sobre todo en términos laborales. En su capítulo 1, el informe da a conocer que en promedio, las mujeres de entre 30 y 39 años vieron disminuir sus ingresos cuando tuvieron niños/as.

Este informe se basa en un análisis global realizado en 2015. En él confluyen diferentes temas relacionados con la paternidad; como los cuidados, la salud sexual y reproductiva y la prevención de la violencia sexual de género.

Aunque Barindelli sabe que la paternidad no es un tema prioritario, el informe busca “instalar la discusión en la agenda”, para que incida en las políticas públicas y a su vez se refleje en la implementación de mejores licencias de paternidad, jardines infantiles pensados no solo en las madres, en el respeto al parto humanizado y en que el hombre sea parte del proceso del embarazo, del parto y del posparto.

En la práctica, el trabajo comenzaría desde la IPPF/RHO y las asociaciones afiliadas, que implementarían la incorporación del hombre en las clínicas: “el acompañamiento e involucramiento en la salud de su pareja antes, durante y después del nacimiento de sus hijos”.

LOS RESULTADOS

El informe publica datos de la encuesta IMAGES realizada en Chile, México y Brasil, que muestran que a dos de cada tres padres les gustaría trabajar menos para dedicarle más tiempo a sus niños/as. También da a conocer que los hombres que asumen roles de cuidado no tradicionales en Brasil, México y Chile lo hacen más bien por “circunstancias de la vida” que por creer en “el valor en la igualdad de género en la distribución de tareas en el hogar”.

También explica que, según datos actuales, “los padres que mantienen interacciones cercanas, comprometidas y no violentas con sus hijos viven en promedio más tiempo, tienen menos problemas de salud mental y/o de salud física, son menos propensos al abuso de alcohol y drogas y son más productivos en el trabajo”.

En términos sociales, estos padres “aprenden sobre las experiencias de las mujeres, son más sensibles a la homofobia, y sienten que se les abren nuevos caminos para interactuar con otros en relaciones de mayor honestidad y empatía emocional”.

Aviso de Privacidad

Fundación Mexicana para la Planeación Familiar, A.C Juárez 208, Col Tlalpan Centro, Delegación Tlalpan, Cp 14000 Mexfam© Copyright 2017 Todos los Derechos Reservados.